Divorcio de mutuo acuerdo

¿Qué es el divorcio de mutuo acuerdo?

El divorcio es, sencillamente, el fin de la unión matrimonial y de las obligaciones y presunciones derivadas del matrimonio. Es decir, sólo podrá acordarse cuando ha existido vínculo jurídico matrimonial y no simple convivencia (pareja de hecho).

Mediante el divorcio termina el matrimonio y, por tanto, se pone fin a sus relaciones personales y también a las patrimoniales o económicas y puede procederse al reparto de los bienes comunes (es decir, la liquidación de la sociedad ganancial o en el caso de tener separación de bienes, la extinción del condominio ).

En este apartado vamos a tratar los aspectos que tienen que ver con el lado personal, y la tramitación procesal del mutuo acuerdo. Es decir, cuando los cónyuges se ponen de acuerdo respecto a las medidas que van a regir tras la disolución matrimonial y que se recogen en un Convenio Regulador que se presentará, junto con la demanda correspondiente, ante el Juzgado para su aprobación judicial.

¿Qué se necesita para un procedimiento de mutuo acuerdo?

Lo más primordial es tener una actitud abierta y entender que hay que tratar de llegar a acuerdos satisfactorios para ambas partes. Y que debe primar el interés de los hijos sobre el de los cónyuges, sin que los niños sirvan de excusa, de arma o de escudo.  

Es bastante habitual que a la hora de plantear las medidas de la ruptura, una de las partes presione a la otra o realice una oferta imposible de aceptar o de difícil cumplimiento posterior (pensiones elevadas, visitas limitadas, sin pernocta, etc).

Por experiencia sabemos que de nada sirven esos planteamientos o forzar un acuerdo, porque lo único que se conseguirá es, probablemente, que no se llegue a esa solución amistosa y consensuada. O a una posterior peregrinación interminable por los Juzgados para lograr una complicada Modificación de Medidas o la Ejecución de Sentencia en el caso del otro cónyuge.

En AVF Abogados somos especialistas en Derecho de Familia y tratamos de llegar a esa solución de Mutuo Acuerdo.

¿Qué documentación necesito en un divorcio de mutuo acuerdo?

  • Demanda, a presentar ante el Juzgado de la ciudad donde haya estado situado el domicilio familiar, en la que se formulará la aprobación judicial del divorcio, separación o modificación de medidas que se pretenda; junto con la argumentación jurídica correspondiente.
  • Convenio Regulador, firmado por las partes, en el que se plasman las medidas (custodia, pensión de alimentos, gastos extraordinarios, visitas, uso de la vivienda, pensión compensatoria, liquidación de gananciales). Nosotros redactaremos dicho documento, con las previsiones necesarias para que pueda ser aprobado.
  • Certificaciones del Registro Civil de matrimonio y nacimiento de los hijos. En la medida de lo posible, nos encargaremos de la solicitud al correspondiente Registro. Para ello, le pediremos copia del Libro de Familia, para poder conocer los datos de inscripción y realizar la petición.
  • Certificado de Empadronamiento, necesario para determinar qué Juzgado es competente.
  • DNIs de los dos cónyuges o miembros de la pareja. Y la dirección o direcciones actuales.
  • Apoderamiento al Procurador, cuya intervención es obligatoria junto a la del abogado. Puede efectuarse notarialmente (coste de 60 € – 70 €), o bien “Apud Acta” en el Juzgado o vía electrónica (sin coste económico). Sólo será necesario otorgarlo cuando se trate de un divorcio ante notario.
Divorcio amistoso

¿Ante quién se tramita?: Divorcio Judicial y Divorcio ante Notario.

Divorcio en procedimiento judicial:

Será el juez de 1ª instancia y específicamente a los juzgados de familia (si existen en la localidad) de la localidad en la localidad donde estuviera la última vivienda familiar.

Es obligatoria la intervención de abogado y procurador, puesto que así lo exige la ley en cualquier cuestión que tenga que ver con un procedimiento judicial de familia.

Será obligatoria la participación del Ministerio Fiscal cuando existan hijos menores de edad.

Divorcio ante Notario:

Desde el año 2015, con la Ley de Jurisdicción Voluntaria, además de la tradicional solicitud ante el Juzgado, se admite que el Divorcio pueda ser Notarial, por lo que quien acuerda el divorcio es un Notario.

Si bien debe reunir determinadas características para que pueda optarse por esta vía:

  1. El divorcio tiene que ser de común acuerdo.
  2. No puede haber hijos menores de edad o con capacidad modificada judicialmente (es decir, incapacitados).
  3. Debe de haber transcurrido más de tres meses desde la celebración del divorcio.
  4. Los hijos mayores de edad deben mostrar conocimiento de las medidas que les afectan: Pensión alimenticia.
  5. Es necesaria, también, la intervención de un abogado colegiado y ejerciente. Pero no la del Ministerio Fiscal.

¿Tengo que ir al juzgado o a la notaría en un mutuo acuerdo?

La respuesta es sí, hay que ir personalmente el día que les citen.

Pero únicamente para ratificarse en la solicitud y los acuerdos plasmados en el Convenio Regulador, firmando en presencia judicial o notarial la voluntad de disolver el matrimonio.

¿Cuánto tarda en resolverse un mutuo acuerdo?

– En un procedimiento ante el Juez, dependerá de la ciudad y el volumen de trabajo del Juzgado y otros factores. Pero podemos estimar que, por ejemplo, en Madrid, vienen a tardar unos 3 meses aproximadamente en citar a las partes para la ratificación y dictar la sentencia.

– En un divorcio ante Notario (en los casos en que sea posible), los plazos se acortarán y dependerá de la disponibilidad de las partes y la agenda del Notario.

AVF Abogados divorcio mutuo acuerdo

¿Qué tengo que hacer una vez me he ratificado?

Nada. Simplemente esperar a que se dicte la Sentencia. Y transcurridos 20 días hábiles (no cuentan fines de semana y festivos), esa resolución será firme y podrá solicitarse el Testimonio de la Sentencia y del Convenio Regulador.

Y el Juzgado enviará de oficio al Registro Civil otro testimonio para que inscriba el divorcio en la página donde se encuentre inscrito el matrimonio.

¿Qué diferencias existen con la Separación?

Una pregunta muy habitual es en qué se diferencia la separación y el divorcio.

En la Separación el vínculo matrimonial sigue existiendo, aunque las obligaciones matrimoniales (reparto de las responsabilidades domésticas, fidelidad, ayudarse y socorrerse mutuamente, vivir juntos, presunción de paternidad, etc), desaparecen.

No podrá contraerse un matrimonio con una tercera persona.

Pero en caso de reconciliación, bastará con poner en conocimiento del juzgado esta situación y ratificarse, en presencia judicial, mostrando voluntad de anular las medidas acordadas en la sentencia.

Por el contrario, con el Divorcio, desaparece todo, aparte de las obligaciones matrimoniales, también desaparece vínculo matrimonial.

Además, al no existir ya ningún vínculo matrimonial, podrá contraerse matrimonio con una nueva pareja.

Por contra, si existiera reconciliación matrimonial y se deseara seguir casados, deberán casarse a cabo de nuevo.

¿Tienes alguna duda?
Escríbenos y te contestaremos encantados